fbpx

Los seguros de salud buscan paliar las carencias y listas de espera de la sanidad pública, pudiendo buscar así la asistencia sanitaria en determinadas clínicas o centros, como por ejemplo la Clínica Universidad de Navarra, o directamente poder elegir en cada momento el médico que quieras sin tener que sujetarte a un listado cerrado.

Es por eso que te hacemos de comparador de seguros médicos, de comparador de seguros de salud cualificado, que te asesora en función de tus necesidades y preferencias, sin operar como una máquina que desconoce tus necesidades, operando como personas que buscan lo mejor para otras personas, para tu salud y la de los tuyos.

En función de lo que busques en un seguro médico puede convenirte una póliza de cuadro médico sin copagos, una póliza de cuadro médico con copagos, una póliza de reembolso o una póliza de enfermedades graves. Vamos a explicar muy brevemente en qué consiste cada una.

Una póliza de cuadro médico sin copagos te ofrece un listado cerrado de médicos, clínicas y centros a los que puedes acudir con ese seguro sin abonar ninguna cantidad por las asistencias sanitarias recibidas ahí. Una póliza de cuadro médico con copagos tiene la diferencia de que el precio del seguro será mucho más bajo, pero abonarás una pequeña cantidad por las asistencias sanitarias recibidas. Si te interesa la póliza con o sin copago dependerá del uso que vayas a hacer, normalmente no vamos más de una o dos veces al mes al médico, en cuyo caso normalmente te interesaría más una póliza de copago.

Una póliza de reembolso te permite ir al médico que quieras, abonando tú la factura y recibiendo después de la compañía aseguradora el porcentaje fijado (normalmente 80-90%) del importe de las facturas, se le tiene que remitir a la compañía junto con el formulario de solicitud de reembolso y en unos 15 días (dependiendo de la aseguradora, etc) recibirás el dinero en tu cuenta. En las pólizas de reembolso puede haber además un cuadro médico en el que no se abona ninguna cantidad por la asistencia médica, es decir, una póliza de reembolso puede ser también de cuadro médico, teniendo así el cliente las dos opciones: ir a un médico de su cuadro médico y no pagar nada por tal atención sanitaria, o ir a otro médico y adelantar el dinero, recibiendo después el reembolso que corresponda (90% por ejemplo).

Una póliza de enfermedades graves te asegura ante un diagnóstico de una enfermedad grave como por ejemplo un cáncer, una determinada cantidad de dinero (por ejemplo 500.000 euros o 1 millón de euros) para el tratamiento de tal enfermedad. La póliza puede llevar o no una franquicia sobre el importe de los tratamientos (por ejemplo un 10%) que habría de ser satisfecha por el cliente, o no llevar franquicia. Normalmente puede contratarse adicionalmente a una póliza de salud de cuadro médico con o sin copagos o de reembolso, o bien contratarse separadamente o exclusivamente.

Ven a Unsain Seguros, cuéntanos qué te preocupa, qué necesitas y qué prefieres y te ayudaremos a elegir la póliza que mejor se adapte a tus necesidades y al mejor precio.

 

CONTACTA CON NOSOTROS

948 234 199

infoseguros@unsain.es