fbpx

 

 

El comportamiento de las aseguradoras en estado de alarma.

Es raro que me toque ponerme del lado de las aseguradoras cuando la mayor parte de mi tiempo lo suelo pasar haciendo lo contrario.

Mientras algunos utilizan el desánimo y la desinformación de la gente para hacerse publicidad pidiendo devoluciones de la parte proporcional del seguro de coche o seguro de moto, que dicen que les corresponden por ley, debemos de romper una lanza a favor de las 109 compañías aseguradoras (entre ellas AXA, Mapfre, Allianz, Helvetia, etc…) de este país, que por una razón meramente altruista de ayudar y creo que podemos decir de justicia social, decidieron hace ya más de un mes crear una póliza, con retroactividad y sin coste para ellos -gratis para que nos entendamos- a todos los profesionales sanitarios de este país, concretamente 700.000, que han muerto o que han sido hospitalizados debido al COVID-19.

Es mejor no recordar las condiciones en las que han trabajado y espero que jamás se vuelva a repetir una situación igual a la hora de enfrentarnos con una pandemia. Me consta que además pactaron no utilizarlo comercialmente porque no iba de eso, aunque alguna para lavar su imagen precisamente dañada durante el confinamiento no ha perdido el tiempo, luego hablarán de conciencia social…

Reclamación de devolución de dinero en los seguros de coche y moto. #QuieroMiDinero

¿En base a qué justificación se está reclamando ese porcentaje de devolución, o bonificación en la póliza? Bajo el lema #QuieroMiDinero, la organización FACUA-Consumidores en Acción ha activado una campaña, basándose en un artículo de la ley general de contrato de seguro, que dice que ante una disminución de riesgo corresponde una devolución de prima. Dicho artículo, lo que persigue es garantizar los derechos económicos de los clientes en situaciones concretas en las que se disminuya el riesgo en el contrato.

Por ejemplo, podría ser ante un cambio de vehículo menos potente del asegurado inicialmente y que el cliente tenga el derecho de recuperar esa parte de dinero que pagó por adelantado. (Artículo 13 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro)

Hacer de este artículo un derecho, por una supuesta disminución del riesgo, por no poder utilizar el coche debido a que el gobierno decrete un estado de emergencia, consecuencia de una epidemia es osada, y vemos un ánimo publicitario e interesado de manipulación que no nos ayuda nada como sociedad y que genera una crispación innecesaria.

Hay que recordar, que el seguro de automóvil es obligatorio por ley, independientemente de que esté estacionado, parado, averiado, etc

¿Subirán los seguros de auto o de hogar el año que viene?

Mandaría un mensaje tranquilizador a todas las personas que tengan un seguro de automóvil, y les diría que el mejor regulador es el mercado y la libre competencia.

Les pediría que recuerden lo que pagaban por su seguro hace diez años y que lo comparen con lo que pagan ahora. Que no se preocupen lo más mínimo, porque si se materializa esa muy posible bajada de siniestralidad, se verá reflejada en el precio de renovación de su seguro.

Y pediría responsabilidad a determinadas entidades a priori serias.

No inventemos ni hagamos interpretaciones interesadas, porque por ese mismo razonamiento las compañías de seguros podrían cobrarnos el doble o el triple por el seguro del hogar por haberse aumentado el riesgo al estar más tiempo en casa y no va a ser así.

¿Han pensado que del importe que pagamos todas las personas de seguro, una parte lo cobra la compañía, otra la recibe el consorcio y otra son impuestos?

Gracias.

Si quieres realizar cualquier consulta de seguros, contactanos pulsando aquí.

Conocenos en Unsain Seguros.